19 mar. 2012

UniendoConciencias: Annie Marquier "El corazón tiene cerebro"



 
 
 
Annie Marquier
Annie Marquier ha estado este fin de semana en Barcelona, estaba previsto que viniera a dar una conferencia, pero en el último momento tuvo un problema cardíaco que le imposibilitó volar hasta España, pero envió a su hija con un vídeo grabado.
He sacado esta información del blog de Soleika Llop, ella es la que ha hecho este maravilloso resumen de la conferencia.
Los tiempos que estamos viviendo son de grandes cambios externos e internos y nosotros tenemos la capacidad de crear... 
Gracias Annie por tu trabajo y gracias Soleika por regalarnos este resumen...
 
“Tenemos el poder de crear un nuevo mundo, por dentro y por fuera. Estamos inmersos en un gran cambio, nuestros puntos de referencia se están cayendo. ¿Hay esperanza a nivel personal y colectivo? Creo que sí, y me gustaría aportar un mensaje de esperanza. Nuestra humanidad está viviendo una gran transformación. Pienso que una síntesis entre ciencia, psicología y espiritualidad nos dará las soluciones a lo que está aconteciendo. Ilya Prigogine nos habló de las estructuras disipativas, el hombre es una de ellas, el universo es otra.


Dice que esas estructuras van adquiriendo un grado cada vez mayor de complejidad, hasta llegar al momento en que se instala un desequilibrio, lo cual deriva en un estado de caos. Todo ello lleva a dichas estructuras a un punto de bifurcación en el cual sólo se presentan dos posibilidades: desaparecer o reconstruirse y seguir creciendo, pero con la condición de que la mencionada estructura se reconstruya sobre bases totalmente diferentes.
Estamos en este punto de bifurcación y tenemos a nuestra disposición todas las herramientas necesarias para superarlo. Pero con la condición de que cambiemos la estructura de funcionamiento para dar nacimiento a una nueva humanidad.

Estamos realizando un gran cambio de conciencia. Lo que ocurre en el mundo es el resultado del comportamiento de los seres humanos. Hasta ahora nos hemos apoyado en tres grandes principios, miedo, placer (egoísta) y poder pero eso constituye ahora una amenaza. Todo ello fue necesario para asegurar la supervivencia de la raza pero a medida en que hemos evolucionado, esas dinámicas físicas –supervivencia- se han transformado en dinámicas psicológicas y eso nos ha llevado a un estado de caos y desequilibrio.

Hemos visto que el miedo hace que la gente sea muy manipulable, estamos en un mundo en el que prima la búsqueda del poder y de la competición en el que gana el más fuerte. Ahora hay un número creciente de personas que ya no funcionan con esa dinámica, pero el mundo sigue respondiendo a ello. El mundo ha de empezar a ser dirigido por valores superiores, eso es posible gracias a los individuos con una conciencia elevada.

En los años 70, unos investigadores americanos se dieron cuenta de que el corazón tenía un comportamiento particular, que no era como los demás órganos, sino que podía tomar decisiones por sí mismo, que no siempre era dirigido por el cerebro. Se han dado cuenta de que hay neuronas en el corazón, hay un cerebro, una conciencia. El corazón es el sistema oscilatorio más importante del cuerpo humano. En un sistema oscilatorio, compuesto por varios osciladores, el más fuerte arrastra a los más débiles, es una ley verificada por ejemplo a través de los diapasones, o los péndulos de los relojes. El corazón tiende a organizar una coherencia natural en presencia de sistemas oscilatorios diversos. Él es el maestro oscilador.

Cuando el corazón pide ciertas cosas y la cabeza y el resto del cuerpo no se someten y no armonizan con él, se instala el caos, las emociones y los pensamientos se desordenan. Para salir de ese estado, el oscilador maestro, el cerebro del corazón ha de tomar las riendas. Es cerebro le pide al ser que tenga emociones elevadas, más bondad, generosidad, humildad, amor incondicional, pensamientos elevados, comprensión, apertura de espíritu, respeto por los demás, fraternidad. Cuando funcionamos así, todo el cuerpo se pone en esta de coherencia y de máximo funcionamiento, eso lleva a una serenidad natural, que no necesita de ninguna filosofía.

Cuando el cerebro del corazón domina, tenemos una capacidad mental superior, una creatividad extraordinaria, una apertura que permite hallar soluciones a todos los problemas, eso es la verdadera intuición, es poder ir a buscar los conocimientos superiores. Ese nivel de conciencia nos permitirá reestructurar nuestro mundo. Porque es evidente que si el conjunto de los seres actuaran desde el respeto, la generosidad, la fraternidad etc., el mundo cambiaría. Un nivel de conciencia superior no es algo místico misterioso, es lo que nos aporta el cerebro del corazón. Esa conciencia nos espera, está ahí.

En el cerebro hay circuitos nerviosos que responden a ese estado de conciencia, nos toca activarlos, estamos preparados para ello. Actuando de este modo, podremos superar ese punto de bifurcación con éxito. La condición para que pueda darse la nueva estructura es que su funcionamiento sea completamente diferente del antiguo, salir de los tres principios antes mencionados. Para que ello sea factible, es necesario que haya una masa crítica de personas que hagan ese aprendizaje, entonces el resto funcionará así.

El estado de coherencia de un ser se transmite a otros que están en el caos. Si el estado de coherencia de un ser es lo suficientemente fuerte, se dará un fenómeno físico, es una ley, arrastrará a los demás que están en el caos. Si nuestra coherencia es débil, podemos ser arrastrados por los caóticos. Existen muchos métodos para aprender a vivir en esa consciencia superior, yo ofrezco algunas de ellos. Pero es posible deshacerse de las viejas estructuras de la personalidad que nos dificultan la vida. Podemos tener una gran esperanza, eso no es una utopía, un mundo nuevo es posible. Hay que promover un sistema educativo que promueva el conocimiento interior. Demos a los jóvenes la conciencia del corazón, de este modo ellos nos ayudarán a superar el punto de bifurcación y a construir un mundo mejor." 


                     
http://uniendoconciencias.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario